post

Echarse novi@ nativ@ en China

amor-chino-1

Lo prometido es deuda. Me presté a considerar cualquier sugerencia temática que recibiera por vuestra parte, y ayer me llegó por fin la primera de ellas. La verdad es que antes de leerla temí encontrarme con la dedicatoria de algún troll, pero no, todo fueron buenas intenciones por parte de Daniel, un lector de Hangzhou que me pedía que escribiera sobre el eterno y siempre interesante tema de las novias chinas.

Sin embargo, espero que Daniel no se enfade si esta vez amplio la temática también a la cuestión de los novios chinos, ya que seguro que hay muchas mujeres, y también hombres, a los que interesa leer al respecto, por los motivos que sea.

En realidad, aunque muchos consideren este tema como algo banal, creo que constituye uno de los aspectos más cruciales a la hora de integrarse en la sociedad china, buena parte de cuyos lazos giran en torno al parentesco, que se inmiscuye hasta los ámbitos de lo profesional y lo económico como Pedro por su casa.

Con ello no quiero decir que un extranjero no pueda encontrar su lugar en China sin casarse con una persona local, pero a día de hoy, muchos de los llegados a China para trabajar y quedarse una buena temporada se encontrarán con que les resulta más sencillo y práctico tratar de buscar una pareja nativa.

1- En cuanto a los hombres occidentales y heterosexuales interesados en buscar una pareja china, lo cierto es que contamos con varios “handicap” muy a tener en cuenta en comparación con el caso de las mujeres occidentales o los hombres homosexuales, entre otras razones, porque China es un país todavía fuertemente marcado por el patriarcado.

Entre las “ventajas” con las que contamos los que no somos precisamente unos Adonis, está el hecho de que, en China, todavía domina la idea de hombre que reinaba en la España y la Latinoamérica de nuestros padres, a los que se valoraba más por su formación y su capacidad económica, que por su aspecto físico. Y dado que China es un país cuya renta per cápita no llega a los niveles de muchos países occidentales, nos encontraremos con el interés de muchas mujeres a las que no parece importar que seamos más feos que pegarle a un padre.

Por otra parte, los que se dirijan a las páginas web de contactos, se encontrarán con un gran número de pretendientes interesadas exclusivamente en hombres extranjeros, y cuyas familias están más dispuestas a aceptar el enlace, algo que puede ayudarnos a evitar una gran cantidad de problemas en el futuro. De hecho, en los últimos años son cada vez más las familias que animan a sus hijas a buscarse un novio extranjero con el que poder obtener un pasaporte a otro país y dejar atrás la cada vez más la problemática China.

Entre las desventajas que toparemos, que también las hay, está que muchas futuras suegras esperarán de nosotros que proveamos a nuestra esposa con una vivienda que tendremos que pagar por nuestra cuenta. Este es un asunto que nos afecta más a los extranjeros ya que, por lo general, en China son los padres del novio los que se hacen cargo de una buena parte del gasto, mientras que es muy posible que nuestros padres en Bilbao o en Buenos Aires se limiten a partirse de risa ante la idea de costearnos un piso en China.

Otra desventaja reside en que muchas de las chicas con las que nos encontraremos pertenecerán a la generación de las “pequeñas emperatrices”; hijas únicas tratadas con mimo infinito durante su niñez, acostumbradas a mantener una actitud un tanto infantil y a practicar el “sajiao” (撒娇 : pataletas y lloreras) para salirse con la suya, algo que a mi personalmente no me atrae en absoluto.

sajiao-1

2- Respecto de las mujeres occidentales interesadas en hombres chinos, siento decir que la cosa pinta un tanto más complicada, debido, una vez más, a la fuerte presencia del patriarcado en China.

Aunque he conocido algunas parejas compuestas por mujeres europeas y hombres chinos, lo cierto es que este constituye un tipo de enlace bastante menos frecuente, ya que hay varios factores sociales y culturales que contribuyen a repeler a los posibles integrantes de la pareja.

Por parte de los hombres chinos, acostumbrados al ideal tradicional de que la mujer debe ser menos capaz que ellos, lo cierto es que muchos se sienten intimidados ante el perfil de mujer occidental liberada, con estudios superiores y un fuerte sentido de su carrera profesional. Pero lo que más les asusta es el sello de “liberación sexual” que en China se asocia a los occidentales, y que hace que se imaginen a las mujeres americanas o europeas como personas mucho más difíciles de satisfacer en el ámbito íntimo y sexual.

A su vez, muchas mujeres occidentales sienten una falta de interés proporcional hacia los hombres chinos, a los que imaginan un tanto machistas, controladores, y demasiado preocupados por mantener contentas a sus madres, cuestión que también constituye una causa de grandes problemas para las mujeres chinas.

Para colmo, en general resulta más difícil que los padres de él acepten una nuera occidental, ya que China es un país de fuerte herencia patrilineal y patrilocal, y se presta mucha atención al tipo de mujer que va a entrar dentro del linaje familiar, lo que a menudo supone pasar por un fuerte escrutinio de los suegros que no todas están dispuestas a aguantar.

Sin embargo, no todo son desventajas para las mujeres que se animen a ligar con hombres chinos, sobre todo si éstos han estudiado o trabajado ya en el extranjero, donde probablemente hayan descubierto los atractivos de la mujer libre e independiente en lo intelectual y lo económico, figura cada vez más en boga en un país en el que ya destacan las mujeres con estudios universitarios.

pareja-gay-china-1

Casamiento simbólico de dos hombres celebrado en Pekin

3- En cuanto a las personas de orientación homosexual, lo cierto es que, como en cualquier otra sociedad marcadamente machista, se encontrarán con grandes problemas a la hora de llevar su relación al ámbito público, algo para lo que los chinos todavía no están del todo preparados.

No en vano, en este país todavía es muy común que gays y lesbianas acaben optando por el “xinhun” (形婚), el matrimonio formal en términos conservadores, que les permite mantener a salvo su carrera profesional y su estatus social, todavía hoy en día muy ligados a los valores de la familia tradicional.

Sin embargo, también es cierto que en buena parte del sur y la franja costera del país, más libre del ideal del “macho alfa” que domina en la franja norte y el interior, la aceptación de las relaciones homosexuales puede ser más alta que la existente en los países del Este de Europa, Rusia, e incluso algunos países latinos.

Pero eso no evita que las autoridades políticas estén monitorizando y controlando las nuevas formas de expresión sexual que florecen en el país, y a las que temen por el efecto que podrían tener sobre el modelo de familia “nuclear-productiva” (en términos de mano de obra), y sobre la estructura social en la descansan los engranajes del particular capitalismo de Estado de China.

4- En cualquier caso, siempre conviene tener en cuenta el doble rasero con el que se ordenan las costumbres más o menos generales que dominan en este ámbito:

“Feicheng wurao” (非诚勿扰) Este es un dicho que da nombre al programa del tipo “busco novio” más famoso de China, y literalmente significa “absténganse los no serios”.

Esto significa que, fuera de ciertos locales nocturnos existentes en las grandes ciudades, los encuentros casuales siguen siendo una forma bastante menos aceptada que en Occidente, así que por lo general, y sobre todo en las zonas menos desarrolladas del país, no hay que olvidar que en un simple flirteo puede suponer un nivel de compromiso mucho mayor del que estamos acostumbrados en nuestros países.

No obstante, esta es una cuestión que afecta mucho más a las mujeres que a los hombres, a quienes se permite tener numerosas relaciones pre-matrimoniales, mientras que en muchas zonas de influencia conservadora todavía se espera que ellas lleguen vírgenes al matrimonio. Para que os hagáis una idea de lo que puede llegar a suponer un “descuido” de este tipo para las chinas, os diré que todavía resulta casi un tabú social que una chica embarazada continúe sus estudios superiores.

Otro ejemplo bien ilustrativo de este rasgo cultural es el modo en que las novias pueden conocer a los padres de su novio sin que ello implique apenas compromiso, mientras que el caso contrario es entendido como un paso decisivo hacia el matrimonio, en el que, por cierto, se acostumbra a hacer beber al novio como a un cosaco (para ver qué clase de hombre es).

Por eso, los hombres no se deberían extrañar si tras romper con su novia china, ésta acaba protagonizando grandes dramas públicos, escándalos, o venganzas dignas de un culebrón venezolano. Avisados estamos.

Cuidado con las muestras de afecto: Pese a que en los países latinos estamos acostumbrados a darnos besos a lo loco sin que ello implique un significado sexual, en China un simple beso en la mejilla supone un gesto bastante comprometido que rara vez ocurrirá en público.

Por otra parte, es posible que en Occidente muchas veces comencemos por conocernos físicamente y luego pasemos a conocernos personalmente, si es que “hay química”. Pero, como ya he señalado antes, China es un país que prioriza el estatus económico y cultural antes que el aspecto sexual, por lo que lo primero consiste en hacerse amigos.  A partir de ahí, y si resulta haber compatibilidad suficiente, puede darse paso al contacto físico, que según el ideal conservador se ordenarían tal que así: caminar de la mano, abrazo, beso en la mejilla, beso en los labios (un gesto que no tiene la potencia simbólica que adquirió en Occidente), etc.

pareja-china-manos-1

Casarse y tener hijos antes de los 30: Es lo que tiene el haber pasado de una sociedad eminentemente agrícola a una sociedad industrial en apenas 20 años. La mayoría de las jóvenes chinas siguen sufriendo una enorme presión para que se casen antes de los 25 años y tenga hijos antes de los 30.

En China no es raro que una chica deje de considerarse “joven” tras haber superado el cuarto de siglo de edad, y todavía hoy en día existen fuertes creencias poco fundadas sobre los riesgos de tener hijos a partir de la treintena.

Una vez más, se trata de una presión de la que muchos hombres escapan, ya que para ellos la edad aceptable para casarse puede extenderse fácilmente hasta los 30 sin que ello suponga un problema, mientras que para ellas supondría verse relegadas a la categoría de “mujeres sobrantes” o “solteronas”.

El doble rasero resulta de lo más sangrante en este caso, ya que mientras muchos hombres ganan en estatus económico y social al extender el periodo de formación, las mujeres acaban siendo castigadas por seguir estudiando y retrasar el momento del matrimonio.

El estereotipo de hombre y de mujer occidental: Este es uno de los aspectos en los que peor parados salen los hombres occidentales, a los que se ha colgado todo tipo de etiquetas de lo más negativas durante los últimos años. Se trata de un fenómeno que en parte se debe a ese sello de dominación patriarcal que permanece sobre este país, y que cada año atrae a todo tipo de indeseables que se acercan a China como un destino para practicar turismo sexual.

Para colmo, a partir de los recientes casos de abusos por parte de profesores chinos de secundaria, han salido a la luz toda una serie de noticias sobre profesores extranjeros de dudosa formación que hicieron también de las suyas en diversos centros educativos del país, contribuyendo de ese modo a empeorar la imagen del hombre occidental.

Pero aún sin llegar a esos extremos, existe una buena porción de hombres chinos que nos ven a los extranjeros como aquellos venidos a su país a “robarles sus mujeres”, idea que acaba afectando también a las chinas interesadas en los hombres extranjeros, cuya reputación no es precisamente la mejor según los estándares conservadores.

Por su parte, las mujeres occidentales tampoco son vistas por la mayoría de hombres chinos como un el partido ideal, y como ya mencioné antes, a menudo son asociadas a una borrosa idea de lo que supone la liberación sexual, rasgo que las sitúa en algún lugar del imaginario cercano a las chinas que tienen novios occidentales y las “solteronas” que estudiaron más de la cuenta.

Aunque, como también comenté, las chicas occidentales pueden suponer un perfil muy demandado por una parte de los hombres chinos más cosmopólitas y menos influidos por la moral y la ética tradicional-conservadora.

Lo que se ve y lo que no se ve: Al igual que en muchos otros contextos culturales, en China tampoco hay que olvidarse de la diferencia entre lo que dictan las leyes, normas, costumbres y usos sociales, y lo que se puede hacer cuando la autoridad legal o moral no mira, o hace la vista gorda.

Pero, una vez más, me temo que este es un aspecto que sigue beneficiando a los hombres heterosexuales.

Claro que la ley dice que los cargos públicos no pueden tener amantes, e incluso pueden perder su puesto en caso de ser descubiertos, pero hasta hace apenas cuatro días, China era un país en que se permitía a los hombres tener varias esposas y concubinas, y esta es una costumbre que todavía muchos hombres mantienen en la sombra.

También es cierto que en los institutos está prácticamente prohibido echarse novio, y que muchas chicas se abstienen de mantener relaciones sexuales hasta graduarse en la universidad, pero eso no evita que las universidades chinas estén rodeadas de karaokes en los que trabajan muchas estudiantes, y que pueden cumplir otro tipo de funciones en cuanto aparecen hombres dispuestos a pagar por “chicas de compañía”.

Por todo ello, si hay un consejo que me gustaría dejar claro, ese consejo es el de tratar siempre de ser pacientes, estudiar las circunstancias en las que nos movemos, y actuar una vez que se han barajado los resultados posibles de nuestras decisiones. Sé que es un consejo que todos recibimos en algún momento, y que apenas ninguno escuchamos, pero espero que al menos sirva para evitar uno de esos terribles casos que acaba en la portada de los periódicos chinos, o con una deportación.

Espero que os haya resultado de ayuda. No dudéis en compartir vuestras experiencias o vuestra opinión al respecto. Sin ellas, este blog no sería lo mismo.

Comments

  1. Muy buen artículo Javier. Hace poco tenía en mente escribir algún artículo en mi blog sobre este tema y romper de paso el tópico de que es fácil echarse novia china. Yo, personalmente, después de casi cuatro años aquí y dos intentos de relaciones frustrados, creo que desisto. Nunca se sabe, pero ha llegado a un punto en el que se me han quitado las ganas de intentarlo. Un saludo.

    • Muchas gracias, Paco.

      Entiendo muy bien lo que comentas. De todos modos, igual también pasa que las relaciones estables, en el sentido tradicional del término, son cada vez más complicadas debido a la flexibilidad que se nos exige en el lo laboral.

      Por las inestables circunstancias de mi estancia, quizás me hubiese costado más tener una novia paisana en China, y que ambos nos adaptásemos y obtuviesemos oportunidades compatibles con la vida en pareja. Aunque es posible que cuando volvamos para Europa se me compliquen las cosas con mi novia china.

      En fin, que está todo muy complicado. Por mi parte, te deseo mucha suerte, y te animo a que te desahogues escribiendo el artículo que tenías pensado. Igual resulta que encuentras muchos más en la misma situación.

      Gracias, una vez más, por participar, y saludos desde Changchun.

  2. Hola Javier, al final te he hecho caso y me he animado con la entrada, a ver qué te parece. Un saludo. http://pasamesachina.blogspot.com/2014/04/asignatura-pendiente.html

  3. Me ha gustado mucho tu entrada!
    Mi novia es de HK, y al principio a los padres no les hacia nada de gracia que tuviera un novio occidental, parece ser que aquí tenemos fama de golfos y parranderos (no me extraña, solo hay que ver la cantidad de occidentales que hay en las calles de prostitutas, los chinos parecen más discretos). Pero después de un tiempo parece que me han aceptado completamente. Gracias a dios no he oído nada de que tenga que comprar una casa, espero que eso sea más de china continental!

    • Hola Jesús,

      me alegro mucho de que te haya gustado la entrada. Coincido en lo que apuntas sobre la fama de golfos, y la repercusión que puede tener la “indiscreción” occidental.

      Mi futura suegra nunca se cansa de preguntarme cuál es mi “concepto” de matrimonio, y si es normal divorciarse en Europa, porque está convencida de que acabaré montando un culebrón con su hija.

      Celebro que tu familia china te haya aceptado, y que estés libre del requisito de la casa. Es posible que en Hong Kong no sea requisito, pero aquí en China continental si no compras una casa, no te casas.

      Agradezco mucho tu comentario, y te invito a que compartas tu experiencia y opinión cuando lo consideres oportuno.

      Mucha suerte con tu novia (y su familia), y un gran saludo desde Changchun.

  4. Siendo pragmático, el “problema” del hombre occidental es que ha llegado a reducir a la mujer como “objeto sexual”, temporal y casual. Cero compromiso, mucho placer. En China aún viven esos valores, nada despreciables. Se los dice un chino latino.

    • Hola Paul,

      ¿es posible que te refieres al popular “absténganse los no honestos” (非诚勿扰)? Es cierto que, en general, en China se espera una mayor seriedad y compromiso de las relaciones de pareja, pero también es cierto que a los hombres se les permite mucho más que a las mujeres. Por ejemplo, una de las cosas que más me ha llamado la atención, es que los chicos pueden llevar a sus novias a casa de sus padres sin apenas problemas, y sin que ello suponga una muestra de compromiso definitiva. Sin embargo, para la mayoría de mujeres en China sigue siendo muy inapropiado presentar al novio a sus padres sin que haya serias intenciones de boda.

      En cualquier caso, tu comentario apunta a un hecho muy a tener en cuenta para los occidentales, muchos de los cuales hemos tenido y causado problemas por no saber interpretar las intenciones y expectativas de la otra parte, alimentando toda una serie de estereotipos nada beneficiosos.

      Muchas gracias por participar, espero poder contar con ello en el futuro.

      Recibe mi mejor saludo desde Changchun.

      Javi

  5. Yo creo un tema importante a abordar son los coflictos que pueden aparecer por el choque cultural.

    Si al otro le da un ataque por algo que a pasado y ti te parece desproporcionada esa reaccion. No sabes si en realidad es desproporcionada o realmente esta justificada en su cultura o religion. Tal vez en nuestro entorno podria haber conflicto con le religion si se es muy ortodoxo.

    Un primo perdio a una amiga por darle cerdo y era musulmana y luego se lo dijo. No lo hizo con mala intención. Por cierto tu novia sabe como se hace el chorizo?, por lo visto les da bastante asco, aunque se debe reconocer que hay motivo.

    Hay unas cuantas cosas que pueden generar conflictos. Por lo visto pinchar con el palillo esta mal visto o tocar las cabezas. Normalmente, no tocamos la cabeza a gente sin tener antes confiaza, pero supongo que los orientales hay que tener mas confianza todavia.

    Los alemanes e ingleses lavan los platos sin aclarar el jabon y a un español le debe hacer poca gracia comer ahi.
    Ahora que lo pienso, en los restaurantes haran lo mismo?

    Si tienes una novia alemana que no te vea, ni oiga mear en el taza de pie. Ademas deben tener un pronto muy repentino.

    No se que diran si lo haces en la ducha o se te pasa usar la escobilla del vater o piensas que no hay nada de malo en echar un pis en el jardin.

    Cuento cosas que molestan mucho a un occidental, pero debe haber cosas no tienen importancia para un occidental y mucha para un chino.
    Al reves pasaria con lo pedos. Por cierto,no me suena haber oido a algun chino tirarse pedos por aqui. Lo tendran en cuenta?

    • Muy cierto, amigo Wallebot. Todos esas pequeñas diferencias culturales pueden suponer un gran obstáculo si uno no anda con un poco de cuidado.

      En cuanto al tema de los embutidos, en uno de mis primeros artículos ya comenté que en Hubei se hacen longanizas bastante parecidas a las que preparamos en casa, y es una costumbre en común que nos ha ayudado a establecer un mínimo de relación entre ambas familias. Sobre lo de tocarse, pues supongo que depende un poco del caso, pero sí que en China no se toquetean tanto como hacemos por allí, y lo de los pedos sí que se vive de forma más natural que en Europa, y mucho más que en el caso de los estadounidenses, que lo ven casi como un tabú al empezar a salir con alguien.

      Por lo que cuentas, veo que tú también te las has visto con el tema de mear de pie en Alemania. Yo pasé un par de meses en Berlín y al poco de llegar los compas del piso ya me dieron la charla sobre lo lógico y racional que es hacerlo sentado. Igual es un poco exagerado, pero no estaría mal que aplicasen el cuento en China, porque la verdad es que los tíos usan los urinarios fatal. De verdad, no entiendo cómo se las arreglan para salpicar tanto al suelo. Tendrían que poner algo parecido a la típica arañita para que hagan puntería, o el casco de un soldado japonés de la segunda guerra mundial. Seguro que así no se les escapaba ni gota.

  6. Danniel Ramirez says:

    wuauu,que interesante tu blog….ami en lo personal me gusta mucho sus costumbres,su cultura y todo lo demas que he podido percibir….lo cierto es que me gustaria tener una relacion seria con una china. quizas traerla a mi pais, yo soy de sudamerica no se que conceptos tengan de los latinos a alla…???
    soy universitario y tengo 20 años y una estable economia y no dudo ir de aka a 2 años a china(shangai) y quedarme 2 meses a rrecorer sus calles y coner mas de cerca china…..

  7. Anónimo says:

    MEGUSTARIA CONOCER UNA CHICA CHINA PARA CASARME CON ELLA YO SOY ESPAÑOL DE GALICIA

  8. Maitetxup says:

    Hola! He descubierto este blog de casualidad mientras buscaba de madrugada como podía acabar con los ronquidos de mi marido sin acabar con el (aunque algo de ganas tenía…) y ha saltado el artículo de ronquidos en el tren y la verdad Javier que me he enganchado y es buenísimo llevo todo el día dale que te pego, así que nada solo escribirte para darte la enhorabuena y estaré atenta a tus nuevas aportaciones. Un saludo desde Navarra

    • Hola Maitetxu,

      ¡cuánto me alegra que te guste el blog! Mil gracias por seguirlo, y mi mejor saludo desde Changchun.

      P.D. Si encuentro una máquina anti-ronquidos por China te aviso.

  9. Hola. Vusco novia china minumerode movil se 628696903 1

  10. Muy interesante artículo ¿Podrías darme algún consejo para mi caso?.
    La verdad es que es un poco raro nunca he estado interesado en China y básicamente no sé gran cosa sobre la cultura o el país aunque sí que he estado desde que inicie la universidad interesado en Japón principalmente porque me gustaría estudia un master ahí y porque llevo dos años estudiando el idioma con profesores nativos aprendiendo además bastante de las formas japonesas.

    Pero justo hoy empezando un nuevo semestre en mi universidad mi profesor que conocía desde semestres anteriores y ya sabía que hablo ingles me asigno equipo con las tres nuevas estudiantes de intercambio chinas que básicamente no hablan español y una de ellas realmente me gusto y no quiero que me mal entiendas no es porque sea asiática porque si ese fuera el caso hubiera podido salir con la japonesa con la que hacia intercambio de idiomas que me pidió que saliéramos y yo rechace sino que realmente me pareció muy atractiva y aunque suene tonto sentí una atracción que no me había pasado antes.

    Pero sinceramente tengo muchas dudas de cómo intentar tener una relación con ella porque si bien es cierto que trabajar 6 meses en el mismo equipo con ella dos veces a la semana me da una buena oportunidad para acercarme a ella y que cumplo con todos las curiosidades con excepción de ser velludo de tu otro artículo, desde el principio me dio un poco de choque cultural porque talvez tontamente espere que se comportaran similar a la forma japonesa entiéndase formales ,indirectos, muy cordiales no hablar en negativo ,etc pero lo cierto es que si bien fuero muy amigables no tuvieron problemas en decir que no o en ser bastante directas, incluso la chica que me gusto me dijo a la cara que le parecía realmente temido (cosa que una japonesa jamás habría hecho) porque me corte en dar respuestas largas porque me costó un poco asimilar la situación y además su pronunciación era perfecta y si bien hablo ingles avanzado no me encanta mi acento y medio corte.

    Además me preocupa que mi gusto por Japón sea un problema si intento tener una relación con ella porque talvez piense que solo quiero salir con ella porque es asiática o que no le parezca porque siendo sincero el estereotipo de que se llevan muy mal entre ellos no creo que sea falso al menos a mi varios japoneses me han hablado muy mal de los chinos platicando en confianza y si ella fuera de la misma opinión sobre los japoneses seguro que no le interesaría una relación con alguien que le guste Japón, que tenga varios amigos japoneses que estudie el idioma ,etc.

    ¿Cómo intentarías aproximarte a ella si estuvieras en mi situación?

    • Hola Alfonso,

      la verdad es que tu pregunta me pone en un aprieto, porque siempre he sido un patán para el ligoteo, y casi siempre he acabado malinterpretando los mensajes de las personas que me han atraído.

      Yo conozco un poco las conductas típicas a la hora de ligar en China, pero sin conocer a la persona en particular y su carácter me parece muy complicado decirte nada que te puedas tomar en serio.

      Lo que sí creo es que no deberías dar mucha importancia a las tensiones China-Japón, porque yo vivo en la antigua capital de Manchuria, que estuvo dominada por Japón durante muchos años, e incluso allí el trato con los japoneses es bastante cordial en las relaciones entre individuos. Otra cosa son los colectivos, las asociaciones o los gobiernos, pero en vuestro caso, al tratarse de estudiantes universitarios, me extrañaría que fuese más allá de las rencillas y chascarrillos entre estadounidenses y rusos, o los franceses y los alemanes.

      En cuanto a la forma de aproximarte, en general, te diría que lo más probable es que ella espere que tú des el primer paso, aunque también puede que te envíe señales que a mí no me decían mucho, pero que deben ser muestras bastante obvias de aprecio en China, como preocuparse por tu salud, o decirte que te arropes al volver a casa.

      Y también recuerda que, normalmente, en China se supone que primero viene la amistad y luego el noviazgo, y que este último puede progresar de forma algo más lenta (primero paseos de la mano, luego besito en la mejilla, y así poco a poco), aunque implicando un mayor nivel de expectativas y compromiso desde el principio.

      Sobre mi artículo sobre los rasgos que molan a las chinas, no te lo tomes muy en serio, pero sí que es verdad que le dan bastante más importancia a que seas un tío responsable y trabajador, y si eres mínimamente divertido, o relativamente “mono” en su defecto, no deberías tener problemas para que te dé una oportunidad de conoceros un poco más.

      Siento no poder ayudarte más, pero espero que tengas mucha suerte con tus aspiraciones amorosas y profesionales.

      Un cordial saludo,

      Javier

  11. Hola
    Respeto la cultura y me gusta incluso
    Es complicado expresarme frente a las circunstancias…
    Mujer mayor que hombre oriental… Hoy llamada esposa….. Por el.
    Se siente muy raro al escuchar un hombre hablar de una promesa de amor chino.
    Luego de 1 ruptura amorosa cuesta creer.
    Existe amor… Y momentos de pasión….
    Es muy difícil entender que el hombre oriental pueda llevar en el corazón a una mujer (su esposa) y no mantener contacto todos los días.
    Para que el amor prevalezca y alimente al nuevo encuentro….
    Al menos acá en Argentina hacemos una dependencia mala… Pero dependencia al fin.
    Por momentos se siente lindo y otros una mezcla de sensaciones con dudas, miedos y soledad… Como esperar fidelidad o amor eterno frente a esa sensación de abandono??
    Es muy difícil.
    Al mismo tiempo es lo mejor que me ha tocado vivir en la vida….
    Claro que la diferencia cultural que existe es muy grande…. El amor tiene solo un lenguaje
    Y lejos de sentir que soy mayor… el de alguna manera era se encarga de hacerme vivir día a día una espera ansiosa por estar entre sus brazos.
    No se les sirva mi opinión…. Pero a mi me hizo muy bien contarlo
    Los hombres orientales…. Mi señor como lo llamó tiene una Ternura que jamás conocí en nadie….
    Tenemos u entendimiento tácito y es magia lo que sentimos al entendernos tan solo mirándonos…
    Estoy enamorada y me siento muy feliz de estar a su lado y llevar su promesa de amor en mi corazón.
    Gracias

Trackbacks

  1. […] quienes os interese leer otro artículo menos exclusivo en cuestión de género, podéis pulsar aquí, y cualquiera que quiera compartir su experiencia está libre de hacerlo a través de un […]

  2. […] quienes os interese leer otro artículo menos exclusivo en cuestión de género, podéis pulsar aquí, y cualquiera que quiera compartir su experiencia está libre de hacerlo a través de un […]

  3. How To Treat Male Yeast Infection

    Echarse novi@ nativ@ en China – Historias de China

  4. […] Echarse novi@ nativ@ en China […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: