El fatídico lanzamiento que oscureció la carrera espacial china

cohete-china-2

Desde sus sonoros éxitos en proyectos como los de la estación espacial Tiangong, y el robot lunar Yutu, China se ha convertido en una potencia espacial muy a tener en cuenta, y más a la vista de sus nuevos y ambiciosos planes para el planeta rojo.

Sin embargo, igual que ha ocurrido en muchos otros aspectos del desarrollo, la conquista del espacio “con características chinas” ha sido una carrera impulsada a marchas forzadas. Y aunque la proporción de fallos de lanzamiento de la Administración Espacial Nacional de China se ha reducido hasta los niveles de sus rivales rusos y estadounidenses, el apresurado intento de rentabilizar sus cohetes comerciales se saldó con uno de los accidentes más graves de la historia.

Me refiero al suceso ocurrido el 14 de febrero de 1996, cuando un cohete de la serie Larga Marcha, cargado con un satélite Intelsat de fabricación estadounidense, perdió su trayectoria instantes después de despegar, y se estrelló sobre el cercano poblado de Xichang, en la provincia de Sichuán.

Tras la tremenda explosión, los reporteros de procedencia extranjera fueron retenidos durante 5 horas en un búnker cercano a las instalaciones, tiempo en el que se especula que los soldados chinos se apresuraron a “limpiar” la zona afectada por el desastre.

De acuerdo con la versión local (la única que tuvo acceso a las pruebas), el accidente se saldó con 6 muertos y 57 heridos. No obstante, según testigos como Bruce Campbell, ingeniero americano participante en el proyecto, dicho número correspondería más bien a las víctimas contabilizadas entre los miembros del personal técnico, mientras que los fallecidos en la aldea superarían la centena (algunas fuentes, como la del segundo vídeo que pongo a disposición, hablan de hasta 500).

Si las estimaciones de Campbell son ciertas, nos encontraríamos ante el más grave accidente de lanzamiento de la historia, aunque la única prueba de ello se encuentra en las imágenes tomadas de las ruinas de Xichang.

Para quienes os interese, aquí os dejo un enlace a un artículo del Smithsonian basado en el testimonio de Campbell, y estos dos vídeos en los que podéis asomaros al suceso.

2 comentarios en “El fatídico lanzamiento que oscureció la carrera espacial china”

Deja un comentario