Clausura Río 2016: Japón mola, China… ¿qué China?

tokio-2020-mario-3

Hoy los chinos se han despertado algo molestos por una nueva “broma” hacia sus deportistas por parte de la organización de los Juegos Olímpicos de Río. Al parecer, alguien pensó que era una buena idea realizar un vídeo con imágenes destacadas de los deportistas y no incluir ninguna de los chinos, que han quedado terceros en el medallero.

Bueno, en realidad sí que aparece una nadadora china al fondo de una foto (abajo), pero a sus paisanos les ha parecido un poco raro que ni siquiera apareciesen representados en las instantáneas dedicadas al ping-pong, deporte en el que han arrasado.

No sé, a lo mejor es que los chinos se han vuelto a poner un poco quisquillosos, igual que cuando descubrieron que las banderas que había adquirido la organización tenían las estrellas mal colocadas o cuando se les dejó fuera de una final de relevos por una pataleta de las estadounidenses.

nadadora-china-fondo-1

El caso es que hoy los chinos han dejado ya más de 200.000 comentarios al respecto del vacío que les han hecho en el vídeo de clausura. Muchos se han preguntado por qué todo el mundo pasa de ellos y algunos, incluido un comentarista de la Televisión Central de China, han llegado a dudar de si su país participó en las olimpiadas.

Servidor se imagina algunas de las razones que puede haber detrás del posible ninguneo al gigante asiático, sobre todo en un momento de altas tensiones territoriales en los mares que bañan sus costas y las de otros notables aliados de los EEUU, entre ellos el propio Japón.

Pero dejémonos de conspiranoias y centrémonos en la noticia de la ceremonia que sí ha dado la vuelta al mundo: la de lo mucho que ha molado la escenificación del relevo a Tokio, con su simpático primer ministro, Shinzo Abe, fugazmente disfrazado de Super Mario.

Da igual que ese señor sea un reconocido negacionista de la barbarie japonesa durante la Segunda Guerra Mundial, al igual que otras figuras de su gobierno, que cada año rinden homenaje a destacados perpetradores de crímenes contra la humanidad. Todo eso no importa porque todo el mundo sabe que Japón es un país chupiguay, mucho mejor que el de esos chinos rojos, y basta una pincelada de manga o anime para borrar de nuestra mente cualquier burrada que hayan cometido.

Así pues, sigamos acordándonos de Hiroshima y Nagasaki, pero olvidemos Nanjing y la esclavitud sexual; recordemos con saña la quema de carbón en China pero pasemos página con la mierda letal que brota de Fukushima; y sobre todo, ignoremos a los chinos, que ya tienen que estar más que acostumbrados a ello después de tantos años sin libertad made in USA.

6 comentarios en “Clausura Río 2016: Japón mola, China… ¿qué China?”

  1. Si se trata de denunciar el ninguneo a los deportistas chinos por parte de los organizadores brasileros habría que mencionar el tema de las banderas de China malfabricadas en Brasil y por lo que China puso el grito en el cielo. Al final resultó que la organización de los JJOO había enviado las banderas a la representacion diplomática china en Brasil antes del inicio de los juegos para su visto bueno y los propios diplomáticos chinos ni se dieron cuenta del error. De traca. Si en vez de insultar a Brasil hubiesen arreglado el tema calladamente igual los deportistas chinos hubiesen salido en el vídeo.

    Si se trata de vomitar odio contra EEUU el post está un pelín flojo. En cambio, si se trata de vomitar odio contra Japón el post ya te queda algo más completito.

    Querido Jabier, te invito a realizar una comparativa en tu siempre interesante Historias de China. Es la siguiente: comparar cuantos millones de chinos asesinaron los malvados japoneses y cuántos millones de chinos han muerto por obra del bienhechor partido comunista chino.

    Salud y República, pero no la popular!

    1. Gracias por tu comentario, Fumanchu.

      No es que tuviese ganas de vomitar odio contra nadie pero, si te digo la verdad, me cansa un poco la opinión chachipiruli que domina entre los medios occidentales sobre Japón. De hecho, yo mismo flipaba con su cultura y los tenía en muy alta estima por haber producido las joyas del anime con las que me he criado. Luego llegué a China, comencé a informarme sobre lo que hicieron en la Segunda Guerra Mundial y sobre el negacionismo de parte de sus políticos y me di cuenta de que es un país dominado por una élite política bastante facha.

      Ojo, con ello no estoy defendiendo al PCCh ni estoy restando gravedad a sus muchos y igualmente detestables crímenes. Lo que pasa es que no me parece justo que se toleren y silencien conductas políticas de Japón que serían un escándalo en Europa, como seguir sin pedir disculpas a China o Corea del Norte por las burradas de la guerra (por lo menos en la cuestión de la escalvitud sexual), o que cada año vayan ministros a rendir homenaje a un templo donde están enterrados genocidas del peor nivel.

      Y me da igual que se inventen mil excusas de que aquello es un lugar multi-memorial, en el que se invita a reflexionar sobre diversos aspectos de la historia y de los conflictos de Japón, porque está muy claro que esos homenajes resultan ofensivos para casi todos los países que padecieron el imperialismo japonés, al margen del signo político de sus gobiernos, y Japón sigue erre que erre con este tipo de actos.

      Sin más, me pareció bastante irónico ver a un tío tan facha como Shinzo Abe disfrazado de Super Mario, y creo que su escenificación resumió muy bien el tipo de cuento que nos vienen contando sobre Japón y sus agenda política.

      Ya he tenido una discusión similar con otro usuario de Menéame, y sé que mi postura no es nada popular, pero tengo la sensación de que a China no le perdonamos una y que cualquier excusa es buena para sacar las imagenes de los tanques en Tian’anmen, pero basta cruzarnos con un Pokemon para olvidar cualquier barbaridad cometida por Japón, si es que alguien se acuerda de ellas.

      En cuanto a las cifras de muertos, desde luego que las muertes causadas por el PCCh en los años de Mao superan con creces a las causadas por los japoneses, pero también es cierto que aquello fue fruto sobre todo de grandes cagadas en la planificación económica (con la ayuda más o menos discutible de terribles sequías), mientras que los japoneses cometieron salvajadas de auténtica pesadilla con toda la mala intención que puede tener un ser humano.

      A mí, personalmente, me repugnan las dos, y creo los medios occidentales deberían ejercitar la memoria sobre ambas tragedias, pero me parece que los artículos sobre lo malos malísimos que son los comunistas chinos ganan por goleada a los de los japoneses. No sé, no tengo datos al respecto, pero es mi humilde y cuestionable percepción al respecto.

      Salud para todos, y con eso creo que vamos servidos de momento.

  2. Los japoneses venden bien su cultura al exterior, eso es innegable. Tanto, que es casi sacrilegio sacar los puntos más negativos de dicha cultura; y a mí, que me gustan ambas (china y japonesa) también me interesa indagar en sus puntos oscuros. Pero muchos creen que Japón es solo el anime y los videojuegos. Y claro… Pero veremos el medallero de Tokio 2020. Me da que China volverá a obtener más medallas que Japón. 😉

Deja un comentario