post

“Nos los comeremos hasta exterminarlos”: la solución china ante la plaga de ostiones de Dinamarca

ostiones-ostras-china-dinamarca

El pasado 24 de abril, la embajada de Dinamarca en China publicó un artículo en el que hablaba sobre la invasión de ostras del pacífico u ostiones que sufren sus costas. Resulta que esta especie, proveniente de Asia y también conocida como ostra japonesa (Crassostrea gigas), carece de depredadores en el hábitat escandinavo y está creciendo a montones, hasta el punto de que los amantes de la playa tienen que vestir calzado para evitar pisarlas y hacerse pupita en los pies. Además, la invasión está afectando negativamente a la variedad local de ostras, una de las más preciadas del mundo.

Científicos, pescadores y ecologistas llevaban años alertando del problema y recomendando soluciones como la de recoger los moluscos alienígenas y consumirlos como producto alimenticio. Sin embargo, los daneses no parecen interesados en comerse esta especie de ostra… Y hasta ahí llegaron a leer los internautas chinos, porque en cuanto se enteraron de que el país europeo tenía toneladas de marisco desperdiciado, Chinanet ardió con la fantasía de zampárselo todo en una especie de orgía gastronómico-diplomática.

De hecho, una de las ideas de bombero más aplaudidas consistió en formalizar una visa danesa especial para comer ostras, la cual permitiese a los chinos entrar y salir libremente del país durante 10 años, tiempo que los troles internautas consideraron más que suficiente para eliminar la plaga.

A decir verdad, la embajada danesa redactó y presentó el artículo con la expresa intención de invitar a los chinos a comerse su superávit de ostiones invasores. De hecho, el texto estaba salpicado de sugerentes fotos de ostras cocinadas al estilo chino. Y aunque todo parecía ir un poco en cachondeo, la broma ya se ha saldado con unos cuantos acuerdos con Alibaba de por medio para facilitar la importación de productos daneses a China.

ostiones-ostras-dinamarca-china

Desde luego, la jugada de los escandinavos ha explotado a las mil maravillas la parte de tópico y de realidad que rodea al atrevido paladar de los chinos. Yo opino que esta historia podría haberse torcido fácilmente si no se hubiesen cuidado las formas, y vaya usted a saber qué tipo de repercusiones habría tenido en la economía danesa. Pero no ha sido así, y es muy posible que alguien se haya ganado una medalla en la embajada del país europeo.

Por cierto, se me ocurre que quizás en España se podría intentar hacer algo similar con este u otros productos excedentes, pero es probable que hubiese que pensar en un eslogan algo más elaborado que el de “nos comen los chinos”.

Fuera como fuese, los habitantes del gigante asiático, a los que no les gusta quedarse en meras palabras, se han puesto manos a la obra y ya contamos con al menos una experiencia esperanzadora de cara a este problema ecológico.

Y es que, según una noticia publicada ayer mismo, una joven llamada Bian Miaomiao, originaria de Chengdu y afincada en Dinamarca, consiguió recoger junto con su familia la friolera de 150 kilos de ostras en apenas 4 horas. Pero además de regalar parte de su captura, a la buena de Miaomiao se le ocurrió invitar a sus vecinos para que las probasen en tres estilos que los chinos conocen bien: a la barbacoa, salteadas y en una especie de tortilla. Según parece, las recetas presentadas por la joven ya han llamado la atención de los daneses, quienes destacan por su sistema educativo pero a los que no se les ve muy puestos en temas de cocina.

Veremos si la gastronomía china se convierte en la solución definitiva a la invasión o si todo queda en otro ejemplo del tipo de chorradas que plagan el ciberespacio.

Comments

  1. Jajajaja que bueno!! Esque los Chinos ven negocio hasta debajo de las piedras macho! Asi de bien les va que van subiendo economicamente como la espuma. Ya se puede poner las pilas Rajoy ahora que esta en China e intentar hacer buenos acuerdos con los Chinos XD.

  2. Pues en Aragón tienen especies invasoras a patadas, si quieren incorporar el siluro o el mejillón cebra en su dieta, serán más que bienvenidos. Por cierto Jabi, en Zaragoza flipamos de la cantidad de chinos que vienen a visitar la ciudad, siendo una ciudad desconocida internacionalmente y olvidada a nivel nacional; a parte de que no es especialmente bonita ¿Alguna explicación?

    • Pues ya sabéis, Alex, os montáis una campaña como los daneses y a ver si cuela. Sobre las razones de que vayan tantos chinos a Zaragoza, la verdad es que no tengo ni idea, pero podría ser cosa de las universidades, en las que la mayoría de los estudiantes extranjeros son chinos. En cualquier caso, Zaragoza es muy grande y seguro que tiene cantidad de cosas bonitas e interesantes para los chinos. Tendrás que animarte a preguntarles la próxima vez que veas un grupo por la calle 🙂

Trackbacks

  1. […] "Nos los comeremos hasta exterminarlos": la solución china ante la plaga de ostiones de … […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: