post

Vini, folli, deportati: el caso del español expulsado de China en tiempo récord

No sé hasta qué punto se están haciendo eco del asunto en los medios españoles, pero estos días las redes sociales chinas han ardido con el caso del español deportado por montárselo en público con una china. Todo ocurrió en Chengdu, ciudad en la que he residido hasta hace apenas unos días y de la que guardo un muy buen recuerdo, aunque no sé si los chengdutarras podrán decir lo mismo de los llegados de Iberia.

Ya llevábamos una racha bastante buena desde el monólogo de Julían López y el “cállate, puto chino” de Froilán; demasiado larga y tranquila para ser verdad.

Según me he podido enterar a través de un grupo de Wechat de emigrantes españoles, el tal David, de 25 años, cometió su hazaña el mismo día en que llegó a Chengdu. El pobre se debió de pensar que aquello eran los Sanfermines y dio rienda suelta a sus impulsos de cuñado-alfa sin pararse a pensar en las posibles consecuencias.

No contento con dejar que le grabaran mientras practicaba sexo oral con su recién conocida Jimena, nuestro Cid del cunnilingus se dejó agasajar por los vítores de cientos de curiosos y esperó a que se presentase la televisión para obsequiar a toda la audiencia china con un honorable “I don’t know where I life”. Con dos cojones.

 

No voy a negar que me siento muy tentado a ponerme moralista y decir que estas cosas hacen mucho daño a quienes emigramos a China. Pero, ¿para qué? Si la mitad de los chinos ya están convencidos de que los occidentales que llegamos al país no somos más que la basura desechada en nuestras respectivas patrias.

Además, ha habido casos de la misma índole bastante más graves que este, como el del anterior embajador de España, alrededor del cual se montó un enorme escándalo por su supuesta relación con una escritora china, quien le acusó de darle una paliza. Sobre aquello se escribió tanto o más en China y sin eludir los detalles de la hipotética afición del embajador a que le besasen la “puerta trasera”. Sin embargo, esa noticia quedó tapada y bien maquillada por los medios españoles y nuestro querido diplomático siguió en su cargo como si nada.

Mientras tanto, el pobre David, cuya faena no ha generado ni una milésima parte del daño causado por el exembajador a los intereses de la Marca Ejpaña, va a ser deportado después de pasar sus 10 días en el calabozo.

Moraleja de la historia: hay que seguir celebrando nuestro carácter torero, que no hay nada que caiga mejor en el mundo que un español con gracia, siempre y cuando goce de inmunidad diplomática, claro está.

Comments

  1. No sera yo quien defienda muchas veces el comportamiento español. Pero vamos los chinos deberían de aprender mucho mas. Igual es que aquí somos muy permisivos pero los peores turistas los Chinos, están casi a la altura de la chusma Inglesa y Alemana en Benidorm/Mallorca .

  2. Juan Carlos Lotto Yagüe says:

    Pues menuda lástima tener que leer estas cosas, con el esfuerzo que algunos hacemos para que se nos vea como un pueblo, llegan nuestros embajadores, oficiales o no, y todo por el retrete

  3. Juan Carlos Lotto Yagüe says:

    Acaso el embajador chino, en España, se le ha pillado en una de esas, o hemos pillado a un turista y lo hemos tenido q deportar por escándalo público… A mi me parece un comentario “y tu mas” q no aporta nada a la problemática real de nuestra imagen en el extranjero

    • No era el embajador de China, sino el de España y armó una bien gorda en Pekín. Todas las referencias y enlaces de este artículo van dirigidas a ilustrar la problemática de nuestra imagen en China.

  4. [email protected] says:

    Ja… ja… ja…
    Me recuerda un dicho; al reves o “verres”, da lugar a muchas combinaciones y chistes:
    “Vicios en público, virtudes en privado.”

    Será se le ha subido el calor y el color a la dcabeza.
    Ya os podéis imaginar las nuevas bromas y chirigotas de verano y carnaval, solo hay que cambiar algunas cosas:
    ¡Ay mamá qué será lo que tiene el negro!

    Y es que algunos hasta olvidan que las chinas son mujeres como las demás.

    Fijaros la gracia que tiene el lenguaje español: Usa la palabra “china” tanto para designar al pais como a la mujer. Probar… España… Esp…, China… Ch…

    Continuara…

  5. Alguna persona graciosa hasta dirá que la culpa es de las Chinas, yo le respondo en broma que si que la culpa puede ser de “las gorras chinas “…
    – ¿Habeis entrado alguna vez en una tienda china y habeis visto las gorras con los colores de la bandera española, el escudo y el nombre en mayúsculas ESPAÑA.?
    – ¿Habéis visto que los papás y mamás les compren a sus noños estas gorras para protegerlos del sol, estar en el parque, etc.?
    – Seguro que lo habreis visto en el futbol y en los deportes de masas. Y más todavia si juega la seleccion. Pero no en el día a día, como ocurre en EEUU y otros paíse.
    – Pues la gracia es que los chinos, en esto, van dos o tres pueblos atrasados. No conocen la historia de España y tal vez crean que en todos los paises las cosas funcio an igual. Eso si las gorras las compro en los chinos, pocas son las que me gustan.

    Con la cultura milenaria y lo respetuosos que son los chinos, y que vaya un español y…
    Saludos.

  6. Creo que hay que decir que algunas personas confunden a “Todos los Asiáticos” con los “Chinos”.
    Para más claridad diria que: “El último Asiático que te cortaria la cabeza por algo, sería un Chino.”
    Por eso, Jabiertzo, te agradecería que escribieras o pusieras algun link sobre “el carácter o la psicología” de los distintos paises Asiáticos.

    Los chinos de las grandes ciudades españolas son como nosotros los españoles. En otros casos serán mas callados y hablaran poco. Pero pensaran como el chino del chiste que fue absuelto por “no” saber el idioma:
    Una vez absuelto, le dice al abogado gratuito en su idioma, entendia los dos:
    – Abogado hablar mucho y hacer mucho daño.

    Lo normal.
    – Ver a abuelas de los paises de este de Europa que iban a la compra con su nieta o nieto, no entendia el español, y ponerse rojas cuando les decías algo.
    – Ver en Mallorca a turistas del primer mundo en el buffet libre del hotel cortar un trozo dd flan de 10 centimetros y echarse en su plaro los 20 centímetros restantes del flan.
    – Ir a un hotel de extranjeros, ver a todas las chicas en monoquini, camareras españolas incluidas. Hablar español en voz alta y ver que después y durante todas mis vacaciones las camareras españolas ya no iban en monoquini.

  7. Aupa Jabiertzo!

    Empiezo diciendo que soy fan acérrimo de tu canal en YT y que es la primera vez que entro a tu Blog, cosa que empiezo a lamentar pues nada mas leer “Vini, folli, deportati” me he echado a reír como un tontaco.

    Un par de cosas que me han dejado con la boca abierta, aparte del protagonista, es lo del “embajador” por llamarlo de alguna manera y lo de que, cito tus propias palabras: “los occidentales que llegamos al país no somos más que la basura desechada en nuestras respectivas patrias”; sobre todo este ultimo comentario tuyo que vuelvo a comentarte.

    Por cierto, hasta ahora a mis oídos no había llegado esta noticia pero si la del ¿tifon? que ha pasado por Chendun, ¿todo bien?

    Un articulo estupendo, seguiré leyendo mas.
    Besarkada bat.

    PD: Estoy teniendo problemas técnicos (cosa de la web) para enviar este comentario. El caso es, que al escribir tanto, el botón de “enviar” y lo del nombre y email han quedado ocultos abajo del todo, no se si me entiendes… he podido enviar esto porqué soy un
    魔术师

  8. He enviado antes un super comentario que no me aparece.
    Esto es una especie de prueba de “haber que es lo que pasa”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: