post

Curiosidades del carnet de conducir y el código de circulación en China

conducir china burro

Como sabréis quienes seguís mi canal de Youtube, tras muchos años de resistencia, finalmente la madre de Lele se ha salido con la suya y le/nos ha comprado un coche. Y aunque yo había jurado en numerosas ocasiones que nunca conduciría en las anárquicas carreteras de este país, lo cierto es que esta semana me voy a examinar para sacar el carnet.

La verdad es que no sé hasta qué punto voy a utilizar el permiso, porque el incentivo principal para mí ha sido que me dejen de dar la tabarra con que me lo saque, aunque tengo que reconocer que me pica la curiosidad de comprobar por mí mismo si merece la pena conducir en China o si este es un ejercicio a evitar por cualquier inmigrante sensato. Bueno, también nos viene bien para cuando toque hacer un viaje largo y Lele se canse de conducir, aunque ella es mucho más valiente que yo para este y otros muchos aspectos de la vida.

Fuera como fuese, a menos que vayamos como turistas, nuestros permisos de conducción no son válidos en China y esta ni siquiera reconoce el carnet internacional, así que la única manera de que un extranjero residente pueda conducir legalmente por el país de los pandas es sacándose el permiso chino, aunque los conductores con más de un año de experiencia solo necesitamos superar el examen teórico (disponible en inglés y hasta en español). Bueno, los ciudadanos de Bélgica, Francia y los Emiraos Árabes Unidos puede conducir con sus respectivos permisos (previa traducción y registro), pero yo no estoy muy seguro de que lanzarse directamente a las vías de circulación de este país sea una buena idea.

De hecho, durante este par de semanas, mientras estudiaba el código de circulación nacional, me he dado cuenta de que muchos de los hábitos de los conductores chinos que más me exasperaban no son fruto de malas costumbres, sino que constituyen comportamientos recomendados por las máximas autoridades de la seguridad vial.

Por ejemplo, aunque la tendencia a usar el claxon para casi cualquier maniobra también tiene mucho de vicio, el propio código de circulación chino recomienda su uso en circunstancias en las que nuestros códigos no lo hacen, como en los adelantamientos. Efectivamente, en China el código nos insta a utilizar no solo los intermitentes sino también la bocina para avisar a los demás conductores cuando queramos sobrepasar otro vehículo, lo que quizás explica que muchos no se molesten en usar los retrovisores y conduzcan sin mirar a sus espaldas hasta escuchar el sonido del claxon. Por si fuera poco, aunque este consejo sigue presente en los manuales de conducción, no se tiene muy en cuenta en los exámenes prácticos, lo cual añade más confusión al asunto.

Por otra parte, según he podido comprobar en los test que estoy haciendo estos días, el examen teórico tiene muchas menos preguntas con truco y gran parte de ellas son muy obvias, hasta el punto de que el propio enunciado de la cuestión nos indica cuál es la respuesta correcta. No en vano, el proceso es tan sencillo que hoy en día todas las autoescuelas del país garantizan el aprobado a sus estudiantes y se comprometen a pagar el coste de los exámenes cuantas veces haga falta hasta aprobarlos, porque saben que aquí pasa todo el mundo.

conducir china

Otra cosa que me ha llamado la atención es el gran número de preguntas sobre la cantidad de puntos, dinero y años de prisión con los que tendrías que pagar cada infracción. Sin embargo, de ese modo he descubierto normas bastante curiosas que explican mucho de lo que se ve en las carreteras del país, entre ellas la que recomienda una multa de entre solo 25 y 250 euros a quienes conduzcan un vehículo motorizado no homologado, como en el caso de los triciclos modificados que reinan en las carreteras de la China profunda y que muchas veces son conducidos sin carnet. Aunque, al mismo tiempo, causar un accidente mortal tras infringir las normas del código puede costar hasta 3 años de cárcel, lo cual no es ninguna broma.

Otra cosa en la que se insiste muchísimo es en la pérdida de los 12 puntos del carnet por ocultar el número de la matricula deliberadamente, de lo que deduzco que supone una jugada bastante recurrente. Sin embargo, probablemente la cuestión que más preocupa a las autoridades es la del consumo de alcohol y la conducción, motivo por el que se han endurecido las restricciones, hasta situar la tasa máxima de alcohol en 20 mg por litro en aire respirado, cuya superación cuesta la pérdida del carnet, mientras que en España una tasa de entre 20 y 50 mg se paga con solo 4 puntos.

El código también es especialmente duro con los profesionales de la conducción, quienes desde este año pierden de por vida el derecho a trabajar conduciendo si superan los 80 mg de alcohol por litro de aire respirado y se exponen a un mínimo de 5 años con todo permiso revocado al superar la tasa mínima (20 mg/l), lo cual prácticamente les obliga a cambiar de profesión. No obstante, lo cierto es que los controles de alcoholemia no son tan habituales como en España y los agentes de tráfico carecen de la autoridad de la que gozan sus homólogos en cualquier país occidental, por lo que muchos conductores se desinhiben y pilotan haciendo caso omiso a casi todo lo aprendido durante su formación (véase el Honorable manual del conductor cabrón).

conducir china

Además, aunque en China tienen dos exámenes prácticos y reconozco que el primero puede venir bastante bien para aprender a controlar el vehículo, me temo que el consiste en circular por vías públicas está prácticamente regalado y no garantiza que los conductores cuenten con la experiencia mínima y los hábitos necesarios para tener un tráfico en condiciones.

Por lo demás, como podéis comprobar en el vídeo, las carreteras y autopistas son de muy buena calidad y harán las delicias de los enemigos de las rotondas y los amantes de la conducción intensa, quienes encontrarán abundantes oportunidades para poner a prueba los reflejos y la secreción de bilis.

En fin, ya se me están volviendo a quitar las ganas de conducir, aunque me parece que ya no hay vuelta atrás. Si todo va bien, dentro de no mucho os volveré a hablar sobre mi experiencia como conductor en este gran país. Hasta entonces, nos vemos en Historias de China.

Comments

  1. Vamos, hombre, te lo tienes que sacar aunque solo sea para dejarnos tu experiencia!

    • ¡Me lo acabo de sacar hace una hora! Lo he hecho en inglés porque no me fiaba demasiado de la traducción al español y me daba miedo de que en mi ciudad no lo tuviesen (al final sí lo tenían), pero la versión en inglés también tiene tela. Por lo demás, ha sido bastante fácil. 100 preguntas a responder en un ordenador y con la posibilidad de fallar 10. Los que tengáis interés en el asunto podéis informaros o probar a hacer un test aquí: http://www.chinesedrivingtest.com/info/

  2. Azucenas sin Mecenas says:

    ¡En el código español también se recomienda usar el claxon y/o dar las luces al adelantar!

    • En realidad el código chino no recomienda, sino que dicta el uso del claxon para advertir de un adelantamiento durante el día y sin especificar ninguna otra circunstancia. Mientras que el código de circulación español obliga el uso de señales acústicas u ópticas como precaución previa a un adelantamiento (Artículo 34 del Código de Tráfico y Seguridad Vial). Es decir, permite dar un bocinazo para avisar de que vas a adelantar, pero no te obliga a ello, mientras que no se puede decir lo mismo del chino, aunque como he mencionado en la entrada, luego esta regla no se aplica de forma estricta ni siquiera en el examen práctico. Es un pequeño matiz pero lo he mencionado porque quizás podría explicar el abundante uso del claxon por estas tierras. Para ser totalmente precisos, en el código chino se obliga a usar el claxon o dar las luces largas antes de adelantar, pero en la explicación que ofrece el código acto seguido se aclara que hay que usar el claxon al hacer un adelantamiento y se da a entender, aunque no lo hace de forma explícita, que el cambio de luces es para la noche.

  3. gromenauer says:

    Vaya…., primero deberías sacarte el carnet en España, pues el clazon aquí también se contempla para adelantar si es de día…

  4. Me quito el sombrero. Conducir en China es una de las cosas más peligrosas después de jugar a la ruleta rusa :D. Mi familia política me quiere forzar a conducir por estos lares… y las excusas se me están acabando jajaja. En serio, mis respetos. A mí me da pavor; eres un valiente

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: