10 búsquedas curiosas que conducen a mi blog

teclado-china-1

Lo reconozco, aunque no soy de los que se vuelven locos con el Google Analytics, me fascinan los datos que recoge el panel de estadísticas de mi blog, y cada día repaso varias veces los números relativos a las visitas, los países de los que proceden o las entradas más populares.

Sin embargo, desde hace una temporada, vengo fijándome con creciente curiosidad en los términos y frases que los usuarios escriben en los buscadores para acabar llegando a historiasdechina.com.

Obviamente, por muy patán que sea en eso del SEO y las palabras clave, más o menos me las arreglo para que los internautas den con mis peripecias y ocurrencias al buscar términos relacionados con la cultura y la sociedad de China, aunque en mi base de datos cuento con cientos de búsquedas tan curiosas como divertidas que se encuentran al límite del contenido y temática de algunas de mis entradas.

Así pues, hoy he decidido rescatar algunas de las búsquedas realizadas en al menos 2 ocasiones que más me han llamado la atención y que, me guste o no, reflejan el reverso chapucero-tenebroso de mi propio blog. No obstante, ante la posibilidad de que los usuarios no quedasen satisfechos con lo encontrado en Historias de China, me he permitido recomendarles alguna otra fuente alternativa, por si vuelven a pasarse por aquí y todavía no han resuelto sus dudas.

1. “El infierno es palos pecadores”: en este caso creo ver bastante clara la conexión con el artículo sobre el infierno chino. Ahora bien, dado que la frase menciona al infierno en general, en principio, lo suyo sería ofrecer a quien hiciese la búsqueda referencias a la visión del infierno en las escrituras sagradas, pero como también utiliza el término “palos”, casi mejor le dejo un enlace a la historia de Vlad Tempes, alias “el empalador”, un príncipe rumano del Siglo XV que creo su propio infierno en la tierra a base de horribles torturas.

2. “K tan buenas son las motos wanhu”: supongo que pobre que buscó esto acabó en mi blog debido a una chorrada que escribí hace tiempo, pero por si todavía anda buscando opinión sobre las motos Wanhu, aquí le dejo un enlace para llegar a su página oficial. El contenido de la página está en chino, pero no hay problema porque yo me ofrezco a mediar en las comunicaciones  a cambio de den una vuelta.

3. “Lo más salvaje en la pornografía”: soy consciente de que he utilizado tanto el término salvaje como el de pornografía en más de un artículo, pero todavía me resulta curioso que este usuario acabase en Historias de China con la cantidad de páginas de dedicación exclusiva a la pornografía que hay en la red. En cuanto a mi recomendación, tras casi enloquecer buscando la respuesta a su cuestión, he decidido optar por interpretarla en sentido literal y dejarle con este vídeo sobre el apareamiento de los cocodrilos.

4. “en q partes es mas probable encontrar novia”: es curioso que una pregunta tan general conduzca a mis artículos sobre echarse novia o novio en China, sobre todo si tenemos en cuenta que China es el decimonoveno país del mundo con menor número de mujeres por hombre, aunque Andorra la supera en este triste ranking. Otros países a evitar por nuestro hambriento amigo serían los Emiratos Árabes Unidos o Qatar, ambos con una media total de dos o más hombres por cada mujer.

5. “estudiar muchos causa extre”: pues sí, ya he hablado en muchas ocasiones de ello en relación al sistema educativo chino, pero estudiar mucho también vaya acompañado de una mejora en la habilidad para redactar sin cometer errores, y quizás así, a la larga, hasta sería posible acceder a un futuro profesional menos estresante. En cualquier caso, tras realizar una búsqueda del término “extre”, me he encontrado con un canal de Youtube dedicado a los videojuegos que seguro que relajaría a nuestro aplicado amigo.

6. “como hago para tener razgos chinos”: La verdad es que dudo mucho que haya una serie de rasgos físicos que distingan a los chinos de sus vecinos asiáticos. Además, China cuenta con una larga historia de asentamientos étnicos provenientes de países vecinos (Pakistán y Rusia entre ellos) tanto o más variados en términos de fisonomía, por lo que es posible que quien hizo esta pregunta encontrase chinos con rasgos muy parecidos a los suyos prácticamente viniese de donde viniese y tuviese el color de piel que tuviese.

7. “como conocer a tu novia por sus rasgos”: Interesante pregunta que probablemente Google me haya dirigido debido a mis menciones sobre el proceso de distinción de rasgos a los que no estamos habituados. Sin embargo, ante la posibilidad de que se trate de una pregunta más amplia, recomendaría a este internauta que dejase de mirar al smartphone de las narices mientras pasa el rato con la novia, o que use la cámara para sacarle una foto y la use para buscarla la próxima vez que la pierda a su amiga entre la multitud.

8. “por que me gusta el olor de los pantaloncillos”: ni idea de cómo esto ha conducido a mi blog, pero si de algo le sirve a quién lo preguntó, podría deberse al uso de detergente con aromas o sabores apetecibles. Por otra parte, como ya informé en otra ocasión, en el centro de China muchos hogares secan sus ropas y sus embutidos en el mismo perchero, por lo que no sería de extrañar que tanto calzoncillos como bragas obtuviesen un suculento aroma tocinesco.

9. “fraile del tiber en la cama con religiosa”: Vaya, menudo reto de búsqueda. La verdad es que no recuerdo haber escrito nada parecido en ningún artículo, y menos aún sobre el “tiber”, pero si resulta que se refería al Tíbet, lo cierto es que la escena no sería del todo extraña, ya que algunos monjes tibetanos llevan a cabo prácticas de meditación que implican el coito con una mujer. Ahora bien, no sé si las mujeres que participan en estas técnicas también son monjas o si los “maestros” del Tíbet se decantan por mujeres de ambientes más mundanos. En cualquier caso, a quien se interese por el tema le recomiendo que investigue sobre el tantra, pero cuidadín con lo que nos venden, que hay mucho gurú espabilado en el mundillo.

10. “qué rico Chimá tu esposa”: probablemente se trate de uno los términos de búsqueda más inquietantes y difíciles de descifrar que me he encontrado. Supongo que las similitudes entre “Chimá” y “China”, junto con la presencia del término “esposa” hicieron que los buscadores sugiriesen alguno de mis artículos sobre el matrimonio o las relaciones de pareja en China. Sin embargo, en este caso me siento incapaz de recomendar ningún enlace, ya que no tengo ni la más remota idea de lo que tramaba quien escribió tan enigmáticas palabras en su buscador. Espero que alguien me pueda ayudar a resolver el misterio, porque en el vasto océano de Internet pululan misterios y cuestiones que una vez formuladas pueden llevarnos a la locura si no acertamos a resolverlas.

5 comentarios en “10 búsquedas curiosas que conducen a mi blog”

  1. Offtopic pero relacionado con la imagen que has usado. Ahhj!! Un Lenovo G50-70, tengo que usar uno de esos trastos para trabajar y me duelen los dedos al teclear y la pantalla parece un espejo en el la que se ve mas lo que tienes detras que lo que tienes en frente (salvo el reflejo de tu cara). Las teclas como [ ] { } son mas pequeñas y es un incordio para programar. ¿ Porque? porque compra la gente esos Lenovo, son lo peor que ha sacado Lenovo. A ver si con suerte ven quejas como esta y se ponen a copiar los Thinkpad T60, T43, X300 o hasta el X220 y no los trastos que hacen ahora.

    1. El Lenovo es de mi mujer, y la verdad es que tienes bastante razón con el teclado. Las veces que lo he usado me ha parecido un tanto incómodo, aunque también es verdad que las yemas de mis dedos son bastante chatas y gordillas.

      Siguiendo el offtopic, yo tengo un HP pavilion de hace unos cinco años, pero los chinos ya le han cambiado unas cuantas piezas en todo este tiempo. Empecé por el teclado, que pasó a mejor vida nada más llegar a China, luego fue la pantalla (me la cambiaron por otra Samsung) y de remate se me fundió la tarjeta gráfica (creo) del calor que acumulaba el cacharro, y ahí es cuando empecé a llevarlo cada año un par de veces a que le hiciesen una limpieza interna. Pues, amigo, me lo dejan como nuevo y todo por unos 15 euros. Además, en algunos sitios lo hacen delante tuya (una pasada la velocidad a la que desmontan), o te dejan una hora para que des una vuelta, y para cuando te das cuenta ya lo tienes hecho. ¡Una gozada! 😆

  2. Es gracioso, con respecto al punto 6. hace meses usé un programa/juego de facebook para comprobar si mis 2 amigos chinos podían saber al ver una foto, si esa persona era china, coreana, japonesa (creo eran estas 3). Y de las más de 20 fotos, uno que es del norte norte acertó como 7 (al igual que yo), mientras que el otro que es de Nanjing unas 12-13 creo. Según ellos las 56 minorías étnicas de china no lo ponene nada fácil.

    1. También habría que ver si en las fotos se veían solos los rasgos faciales o también la ropa, porque esta última suele ayudar mucho a la hora de adivinar nacionalidades. Incluso si solo vemos la cara, el peinado y los maquillajes están muy sujetos a la cultura local, y muchas veces nos revelan la procedencia de la persona casi sin darnos cuenta.

      Para hacer el experimento en condiciones, me parece que habría que tomar una muestra de personas de diferente procedencia (no solo asiáticos), raparlos al cero o igualarles todo el vello facial, eliminar todo añadido “artificial” (no orgánico) y probar a ver si somos capaces de adivinar de dónde vienen. Yo creo que suspendería el examen. Incluso aunque el experimento consistiese en adivinar razas, como las que rigen en países como Estados Unidos, no estoy seguro de que muchos supiesen distinguir a según qué “caucásico” de según qué “latino”, por poner un ejemplo.

Deja un comentario