post

China y la ironía del Día Internacional de los Trabajadores

Dado que China es un país gobernado por un partido comunista y regido por una economía de mercado socialista, lo normal sería que el primero de mayo fuese una festividad sagrada para la nación. En teoría, así es, y la televisión pública lo celebra con una vistosa gala y con el reconocimiento a todo tipo de “trabajadores modelo” (劳动模范).

Pero en la práctica solo una parte de los empleados puede permitirse esta fecha como día de descanso. Por ejemplo, para los trabajadores de las obras que tenemos frente a nuestro apartamento (abajo), hoy ha sido una jornada de trabajo precaria y mal pagada como cualquier otra, y lo mismo se puede decir de otros sectores que hayan sido mínimamente liberalizados.

Esto implica que en un día como hoy, China va a registrar una cantidad de accidentes laborales más o menos similar a la de cualquier otro día en las zonas de construcción, y que cantidad de ciudadanos como nosotros no vamos a poder disfrutar del silencio que acompaña a un día de descanso como Mao manda.

Los funcionarios, los trabajadores de empresas estatales y parte de los empleados de grandes fábricas tenían garantizado este puente. Pero al loro, ya que si la fiesta hubiese caído en martes, el sábado pasado habría sido declarado día de trabajo para todos los empleados que acabo de mencionar, incluido servidor.

Esta curiosa situación ya la habíamos vivido en otras zonas del país, pero teníamos curiosidad por saber cómo era en Chengdu, probablemente la ciudad con mayor fama de “vividora” de todo el país. Hoy teníamos pensado darnos una vuelta por un popular mercado de productos agrícolas que tenemos en el barrio, e incluso hemos llegado a dudar de si estaría en funcionamiento. Sin embargo, al llegar al lugar nos hemos dado cuenta de que estaba igual de activo que de costumbre. ¿Cómo no iba a estarlo? Quienes trabajan allí son pequeños campesinos-comerciantes para los que un día sin trabajo es un día sin salario.

De camino a casa, hemos parado para echar un vistazo en el centro comercial de la calle de al lado, y no solo lo hemos encontrado abierto, sino que además tenían preparadas un montón de actividades especiales para “celebrar” el día y atraer más consumidores. Es más, estoy seguro de que la estrategia les ha salido redonda, porque a gran parte de las personas que hemos librado hoy no nos queda energía para hacer una escapada y darnos de codazos en centros turísticos abarrotados hasta límites insoportables, por lo que muchos prefieren pasar el rato en los llamados no-lugares.

Así pues, lo que para parte de la sociedad es un día de descanso y celebración de los valores y los derechos de la clase trabajadora, para la otra parte se traduce en una oportunidad o en la simple obligación de explotar el desenfrenado comunismo consumismo que domina a lo largo y ancho del país.

Pero no pensemos que esto solo ocurre con un día como este, ya que en China no hay fechas de descanso inviolables en las que las calles quedan desiertas de actividad económica. Además, esa es una visión que la mayoría de chinos aborrecería por su tradicional afición al “ambiente” o renao (热闹). A lo mejor el día del Año Nuevo chino podría suponer una excepción parcial, pero tengo que decir que, aun incluyendo esa fecha, en mis años en China nunca he vivido el paréntesis laboral general que se vive cualquier domingo en España o en otros países europeos.

A lo mejor algunos estáis pensando que sois afortunados por poder librar en este día, lo cual no está nada mal. Pero nos guste o no, lo que ocurre en China tiene un impacto muy grande también en nuestras economías, y a mí me parece que seria mejor para todos los trabajadores del mundo que los chinos pudiesen honrar este día como se merece según su ideología dominante.

Ojalá tuviésemos ya una especie de sindicatos internacionales capaces de aunar los intereses de la clase trabajadora en todo el mundo, pero me temo que al final no hemos hecho mucho caso a Marx cuando dijo aquello de “proletarios de todos los países, uníos”.

Comments

  1. Lo mismo he pensado hoy… hemos ido a dar una vuelta por TAI KOO LI pq mi mujer me ha comentado que estaria abierto todo y estaba todo abierto y petado de gente! Y los de la obra tb trabajando sin descanso cuando hoy tendria que ser un dia festivo… Como dices este dia se traduce a una oportunidad de lujo de atraer a mas gente y que compre mas y mas! Y lo bueno es que funciona pq hoy parecia que estabamos a un dia de nochebuena de la de gente comprando por el centro jeje.

    • Es curioso cómo todos los festivos acaban convirtiéndose en una fiesta del consumo. No sé si en China se debe solo al consumismo o también al particular materialismo de su tradición (¿visión más positiva de la riqueza?), pero tengo curiosidad por ver si en el futuro habrá movimientos anticonsumismo o más de tipo hippie. ¿O te imaginas una nueva generación china de estilo punk? Pero con espíritu punk de verdad, no en plan moda. Sería muy interesante 😀

Trackbacks

  1. […] China y la ironía del Día Internacional de los Trabajadores […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: