Tuoluo, o cómo entretenerse en el frío norte sin derrochar.

peonza-china-1

Changchun en chino significa literalmente “larga primavera”, aunque, en realidad, lo realmente largo en esta ciudad del noreste de China es el invierno, en el que se pueden alcanzar facilmente temperaturas inferiores a los 20 grados bajo cero.

En más de una ocasión, la reacción de amigos y conocidos al percatarse de ese “detalle” climático ha sido preguntar el típico “¿Y la gente sale a la calle con ese frío?”.

Pues sí, a menos que cuente uno con un almacén de alimentos en casa, y se pueda permitir hibernar cual oso hasta la llegada de la primavera, el resto de mortales tenemos que salir cada día para ir a estudiar, trabajar, o al dentista. Eso sí, para ello hay que abrigarse muy bien, y no tener miedo de perder la fama de chicarrón/a del norte por ponerse un par de calzones térmicos antes de salir (son un invento de la leche).

Pero, ¿qué hay del ocio al aire libre? Pues aparte del ski y de otros deportes de invierno, que son bastante caros de practicar, y la mayoría de chinos no se puede permitir, hay un juego tan popular como antiguo que se presta muy bien al bolsillo de cualquiera con algo de tiempo libre.

Efectivamente, el “tuoluo” (陀螺), pariente de aquellas peonzas con las que me entretenía de niño, es considerado uno de los juegos más antiguos de China. Según hemos podido comprobar a través del buscador Baidu, el Google chino, en la provincia de Shanxi se han encontrado piezas de “tuoluo” hechas de piedra con la friolera de entre 4000 o 5000 años de antigüedad. Al parecer, no sería hasta varios milenios más tarde, en el Siglo IV de nuestra era, cuando comenzaron a producirse peonzas de madera, que los chinos llamaron “libélulas de bambú” (竹蜻蜓), aunque el invento no se popularizaría en Europa hasta el Siglo XVIII.

Como podéis ver en el vídeo, una de las modalidades de tuoluo consiste en usar un látigo para añadir velocidad de giro a la peonza, estilo que se desarrolló al final de la dinastía Ming, y que es practicado también sobre el hielo en el norte de China. En Changchun no es raro encontrarse con gente practicándolo en plazas o lagos helados, e incluso hay muchos que se entretienen simplemente azotando el látigo y haciéndolo sonar, costumbre que puede parecer un tanto inquietanta para el extranjero que se topecon ella en según que zonas de la ciudad y a según que horas del día.

tuoluo-peonza-china-1

Aunque en las escenas sólo se vea gente mayor jugando al “tuoluo”, eso no implica que sea una costumbre que esté perdiendo adeptos. Lo que ocurre es que en China ocurre algo muy parecido a lo que le ocurría a Benjamin Buton en la famosa película de David Fincher, aunque a escala masiva, ya que aquí sólo los jubilados cuentan con el tiempo de ocio suficiente para jugar a estos juegos sin otro propósito o meta que el de pasar un buen rato.

Espero que os haya gustado la curiosidad de hoy. Yo no tenía ni idea de que las peonzas venían de China, y no comencé a atar cabos hasta que me encontré con el “tuoluo” en Changchun, aunque ahora que lo pienso, la peonza que usaba de pequeño tenía un colorido muy típicamente chino. Bueno, supongo que cada día se aprende algo nuevo, o al menos, se cae en la cuenta de algo casi olvidado, que casi hace más ilusión y todo.

8 comentarios en “Tuoluo, o cómo entretenerse en el frío norte sin derrochar.”

  1. Un artículo muy interesante, como todo el blog. Lo que no me queda claro por qué dices que la peonza se hizo popular en Europa a partir del siglo XVIII: aunque viniera de Asia, su llegada tuvo que ser muchos siglos antes ya que se menciona en fuentes clásicas y se han encontrado ejemplares en las excavaciones de Pompeya. Que era un juego popular entre los niños europeos antes del XVIII lo demuestra el cuadro de Brueghel Juegos infantiles, de 1560 (se ven niños jugando al trompo en los soportales del edificio del fondo) http://sildavia9.files.wordpress.com/2012/10/bruegel_games.jpg

    1. Hola Celia,

      me alegro de que te haya interesado el artículo. La verdad es que no eres la primera que me comenta esta cuestión, y tienes razón, las peonzas ya estaban en Europa mucho antes de que llegasen de China. Sin embargo, la fuente de la que obtuve la información en chino hace referencia a las peonzas chinas, o de estilo chino (las hechas de bambú, supongo) que llegaron a Europa más tarde. Voy a ver si lo repaso cuando tenga tiempo, y muchas gracias por el link con la ilustración.

  2. Me ha gustado cuando dices:
    Aunque en las escenas sólo se vea gente mayor jugando al “tuoluo”, eso no implica que sea una costumbre que esté perdiendo adeptos. Lo que ocurre es que en China ocurre algo muy parecido a lo que le ocurría a Benjamin Buton en la famosa película de David Fincher, aunque a escala masiva, ya que aquí sólo los jubilados cuentan con el tiempo de ocio suficiente para jugar a estos juegos sin otro propósito o meta que el de pasar un buen rato.

    Tengo un amigo chino y me dice que muchas cosas que le pregunto, son cosas que hacen sólo los mayores y que los jóvenes no dedican tiempo. En concreto le pregunto sobre weiqi, me dice que sólo lo practican los mayores (de forma ameteur digo), ¿tú que opinarías acerca del weiqi?

    1. Hola Darsey,

      perdona por el retraso en responder, se me había colado tu comentario.

      La verdad es que es un fenómeno bastante curioso de la sociedad china, en parte debido a que la edad de jubilación llega a los 55 (para los que pueden), aunque parece que ya la van a retrasar. Sobre el weiqi no sé mucho, pero los juegos de mesa son popularísimos entre la gente de edad madura y los mayores, y los ves echando partidas y jugándose los cuartos en todas partes.

      Yo aprendí a jugar al mahjong durante el primer año nuevo que pasé con una familia china, y la verdad es que era un vicio, aunque es posible que se esté quedando un poco atrás con las nuevas formas de entretenimiento.

Deja un comentario