Un pequeño viaje a la China de los años 50

calle-vieja-1

Como ya señalé en una entrada anterior, la especulación urbanística, unida a muy dudosas políticas de conservación del patrimonio arquitectónico, ha hecho que en muchas ciudades de China resulte muy difícil acceder a entornos públicos con un mínimo de historia.

Sin embargo, al igual que tantas otras urbes, Changchun cuenta con algún que otro pequeño casco de edificios construidos en la década de los 50, cuando la “Nueva China” de Mao Zedong apenas había echado a andar.

Encontrar este lugar puede resultar algo complicado si se va por primera vez, pues además de que muchos lugareños lo desconocen, a la mayoría no le cuadra que un extranjero tenga interés en asomarse por allí.

En nuestro caso, tras más de media hora perdidos por las cercanías del Palacio Imperial de Manchuria, por fin, dimos con una de las calles en cuestión, con la suerte de encontrarla casi desierta, debido a que se trataba de un domingo, y a la inminente amenaza de una tormenta cuyas primeras gotas se aprecian en más de una foto.

El resultado: una curiosa ilusión de haber retrocedido en el tiempo, más o menos perdurable siempre y cuando uno eche mano de la imaginación y obvie los diversos elementos tecnológicos que delatan el inevitable paso del tiempo.

Nada más por mi parte. Os dejo con las instantáneas, todas ellas en blanco y negro, y nos vemos a la vuelta de mi viaje a Hubei.

carreta-china-1

esquina-calle-1

fachada-vieja-3

calle-vieja-2

esquina-calle-2

fachada-vieja-1

poste-cables-2

fachada-vieja-2

gallinas-ciudad-2

5 comentarios en “Un pequeño viaje a la China de los años 50”

  1. Me parece que estas fotos son recientes, ya que no existía TV satelital domiciliaria en esa época y menos en China. Nótese las antenas parabólicas en las ventanas de algunas edificaciones.

  2. Otra vez gracias, veo que te estás pasando a las imágenes y dejando la escritura, una imagen, mil palabras; será para amortizar tu nuevo gran angular, jajajajaja. Gracias por seguir contando cosas.
    Saludos

    1. Pues sí, Fidelius, a veces las fotos resultan mucho más efectivas para explicar que es esto de vivir en China, y además hay que amortizar el juguetito, que no fue nada barato. De todos modos, en cuanto pase este pequeño periodo vacacional volveré a escribir más, que siempre me cuesta un poco más trabajo que publicar un fotorreportaje.

      En cualquier caso, mil gracias por seguir el blog.

      Saludos.

Deja un comentario