¿Son nuestros estudiantes lo suficientemente duros?

escuela-china-2

Mientras los estudiantes chinos ya destacan en índices internacionales como el de PISA, parece que los jóvenes británicos están descendiendo su nivel de rendimiento, y esto es algo que preocupa cada vez más a padres y profesores de un país con un mercado laboral abierto a la competencia de profesionales y especialistas llegados del gigante asiático.

“Los estudiantes chinos son las personas contra las que nuestros chicos tendrán que competir en el futuro”, explica el jefe de estudios de la Bohunt School (Hampshire), el instituto de secundaria que acoge una mezcla de experimento social y reality show transmitido por la BBC y consistente en aplicar el método de enseñanza chino a sus estudiantes para comparar sus resultados con los del método británico.

Los responsables y partícipes destacados de Are our kids tough enough? Chinese school (2015) esperan estudiar las claves del sistema educativo chino y determinar si son aplicables fuera del contexto social y cultural de China. Sin embargo, tal y como demuestra el primer capítulo de esta nueva serie documental, responder a dichas cuestiones resulta más complicado de lo que cabría esperar en un principio.

Para empezar, aunque en el experimento se aprecian intentos bastante serios de llevar la vida escolar china a las aulas del instituto británico, resulta muy complicado que los estudiantes de Hampshire tengan una experiencia “completa” de lo que supone estudiar en Shanghai, y pronto surgen cuestiones tan cruciales como la mayor presión económica que afecta a los estudiantes chinos y les obliga a competir acatando la estricta disciplina de los profesores.

Al mismo tiempo, surge la duda de si algunas de las diferencias de método más cruciales responden a las diferencias culturales o a las diferencias en el plano del desarrollo económico, ya que la enseñanza en las aulas chinas muestra una orientación militar-industrial y una fijación por vigilar, controlar y corregir que recuerda mucho a lo que sociólogos como Michel Foucault identificaron en nuestras propias escuelas varias décadas atrás.

Aun así, la relación entre los cinco profesores chinos y sus jóvenes estudiantes pone de manifiesto cantidad de factores socio-culturales que se suelen pasar por alto a la hora de elaborar el informe PISA y que, en mi opinión, merecen ser tomados en cuenta cuando determinados expertos nos proponen volver a la competencia y la disciplina como refuerzo para unos sistemas educativos en los que la perspectiva del mundo laboral ya no es lo que era.

Nada más por mi parte. Os dejo con los enlaces a los capítulos del documental (subtítulos en inglés y en chino) y con la esperanza de que os resulten tan interesantes como a mí.

 

Una respuesta a “¿Son nuestros estudiantes lo suficientemente duros?”

Deja un comentario