Un festival de música con cantidad de nieve.

cartel-festival-changhcun-2

China es un país que tiene un potencial enorme para sorprendernos a los occidentales, y aunque la oferta de cultura puede dejar bastante que desear fuera de las grandes ciudades, incluso en ese “desierto cultural” que es Changchun para muchos locales, siempre está cociéndose algo que merece ser visitado.

Ayer, víspera de Reyes, fue el cumpleaños de mi novia, y para celebrarlo decidimos ir a unos conciertos organizados en las afueras de la ciudad. Lo siento por los que os habéis imaginado otro tipo de “nieve” al leer el titular, pero en esta ocasión hablamos de esa que se puede utilizar para esquiar, ya que el evento se celebraba dentro de una pista de esquí.

El problema principal para asistir a este tipo de festivales en China es que, normalmente, se celebran muy lejos del centro urbano, y a veces resulta muy complicado llegar al lugar haciendo uso del transporte público, razón por la que conviene mucho tener amigos locales que te puedan llevar en coche. (A no ser que uno sea tan valiente como para cormprarse un coche en China y conducirlo en su caótico tráfico).

qin-coche-2

Afortunadamente, nosotros contamos con la ayuda de nuestro amigo Qin, que es quién nos dió la idea de ir al concierto, quien condujo el coche durante más de una hora, y quien nos ayudó a “colarnos” sin pagar, gracias a algún contacto que tenía entre los organizadores. Son estos momentos de generosidad, tan comunes por parte de los jóvenes chinos, los que me hacen pensar sobre lo diferente que puede ser para ellos viajar a España o a otros países occidentales para estudiar, y tengo que admitir que muchas veces me siento algo avergonzado al recordar  mi falta de consideración o amabilidad hacia los estudiantes asiáticos con los que me he cruzado en la Universidad Pública de Navarra.

En fin, como os podéis imaginar, aunque el frío (-12ºC) y la lejanía afectaron a la asistencia de público, el festival en sí fue de lo más interesante para un foráneo como yo, aunque también para muchos otros asistentes locales, gran parte de los cuales seguramente no había asistido a un festival de música en su vida.

Aquí os dejo algunas de las instantáneas más decentes que saqué durante el día:

dian-fu-m-2

pista-esquí-china-1

En el siguiente vídeo podemos ver al grupo de Mongolia Interior Dianfu-M interpretando uno de sus temas más famosos. (Siento que la calidad del vídeo no sea muy buena, pero he tenido que comprimirlo mucho para poder subirlo con los menos de 2MB de banda ancha que tenemos en casa).

Como podéis apreciar en las fotos y el vídeo, tanto el público como la banda demostraron en más de una ocasión, y con actitud de sobra, lo muy expresivos que pueden llegar a ser los chinos.

concierto-china-1

Aquí vemos una fan sujetando una banderola que probablemente a confeccionado con el grupo u organización de afinicionados al que pertenece, costumbre muy corriente entre las asociaciones de actividades al aire libre.

fan-china-concierto-1

Aquí vemos un tío con un gorro ridículo y una dentadura muy fea junto a Qin, nuestro querido amigo en Changchun.

concierto-china-javi-qin-1

Cerca del escenario encontramos un gran buda de nieve que bendecía a los asistentes con una expresión un tanto lasciva.

buda-hielo-1

ni-long-1

Pero no todo era chavalería y jolgorio juvenil en los conciertos, ya que también hubo familias que se acercaron al escenario, aunque muchas prefirieron disfrutar del espectáculo desde el refugio de esquiadores, bien protegidos del frío y la cantidad de decibelios que soltaron bandas como Dianfu-M o Nilong.

padre-hijo-china-2

familia-esquí-china-1

Y como suele ocurrir en este tipo de festivales en China, la policía campaba a sus anchas por todas partes y en un número que casi superaba al de los espectadores durante los momentos de descanso, aunque al parecer estaban allí para “proteger” a las estrellas.

policia-china-1

policia-china-3

La actuación culminante del día corrió a cargo de una artista pop lanzada al estrellato a través de uno de esos programas de televisión tipo Operación Tufo, digo… Triunfo. La verdad es que la artista en cuestión cantaba muy mal y aunque, al parecer, componía sus propios temas, todos ellos sonaban como una especie de nanas de lo más soporífero. Aun así, vamos a ser un poco clementes con ella y echarle la culpa a las bajas temperaturas con las que actuó, que habrían hecho tiritar al propio Yeti.

concierto-china-changchun-2

festival-esqui-china-1

pista-esqui-3

Tras finalizar las actuaciones, los empleados de la pista de esquí prepararon una hoguera y se pusieron a bailar alrededor de ella mientras eran grabados para lo que parecía una especie de vídeo promocional de la estación.

fiesta-esqui-china-1

corro-festival-china-2

Lo cierto es que la ocasión podría haberse convertido en la excusa perfecta para montar una fiesta a lo grande, pero todo se quedó en una especie de “actuación” que apenas atrajo la atención de los asistentes. Si por lo menos hubieran abierto una barra para beber unas cervezas, quizás hubiera sido otra cosa, pero para las 5 de la tarde ya sólo quedaban cuatro gatos y un montón de nieve, pero no de la que le gustaba a Sabina.

Deja un comentario