post

LinkToken: ¿la criptomoneda china del futuro?

linktoken

Antes de nada, me gustaría aclarar que no soy ningún entendido en el mundo de las criptomonedas. Pero esta semana me convertí en un “minero” de LinkToken o, como la laman los chinos, Lianke (链克), la moneda antes denominada OneCoin (no confundir con la otra OneCoin), y quería hablaros un poco sobre lo que se está cociendo con este fenómeno que ha pillado a muchos periodistas del sector en plenas vacaciones de Navidad.

Para los que tengáis interés en el historial de OneCoin, dejo a vuestra disposición este artículo de Quartz en inglés que explica muy bien sus aventuras y desventuras hasta convertirse en lo que es ahora. ¿Y qué es LinkToken? Pues según se define en su página oficial se trata de “un activo digital basado en la tecnología de Blockchain y los ecosistemas de computación compartida”.

En estos momentos la mayoría de los poseedores de esta moneda no podemos comprarla ni venderla, y la única manera de obtenerla legalmente es a través de un aparato llamado OneCloud, al que se puede conectar diferentes dispositivos de almacenamiento de memoria para subir archivos al servicio de nube de Xunlei (la empresa detrás de todo esto) y compartir el espacio de dichos dispositivos a través del ancho de nuestra conexión a Internet. Solo por utilizar OneCloud y abrir una cuenta, los usuarios podemos acceder a velocidades más altas para la descarga de archivos en una red de pares (P2P), pero si tenemos suficiente espacio libre y una buena conexión, podemos prestarlas para el minado de LinkToken y obtener unos pocos a cambio.

Para que os hagáis una idea de su rendimiento, en nuestro humilde hogar de Shaoxing tenemos una conexión de fibra óptica de 100 MB y hemos probado a conectar varios discos duros de diferente tamaño, obteniendo entre 1,9 y 2,1 monedas al día con unidades de entre 500 GB y 2 TB. Es decir, la diferencia en el nivel de minado varía muy poco a partir del medio terabyte de almacenamiento libre, aunque también podría aumentar con una conexión más rápida y, sobre todo, con una mayor velocidad de subida.

Incluso manteniendo exactamente el mismo equipo conectado, la cantidad de monedas obtenidas puede variar ligeramente cada día, aunque me consta que hay usuarios que lo hacen mucho mejor que nosotros, porque en la página oficial de LinkToken se publica el récord diario de minado y en estos momentos ronda las 6 monedas. No obstante, hasta ahora Xunlei no ha publicado datos sobre cómo optimizar el rendimiento del dispositivo OneCloud, que ha superado los 30 millones de pedidos y se vende por 500 yuanes (64 euros).

De acuerdo con el plan de esta empresa, cada día se repartirán 1,64 millones de monedas entre los mineros, cantidad que se reducirá a la mitad al cabo de cada año. Dicho de otro modo, cada vez va a ser más difícil obtener esta criptomoneda, a menos que los usuarios abandonen sus picos digitales en masa, lo cual es muy poco probable en estos momentos.

Ahora bien, ¿por qué tanto interés en una moneda que, en principio, solo puede usarse para servicios de descargas de los que poco o nada se sabe? A mi modo de ver, la principal razón reside en la esperanza de que LinkToken se convierta en la criptomoneda del futuro en China, un país en el que los bancos son propiedad del Estado, donde gran parte de los préstamos provienen de familiares y amigos, y en el que el fin de los pagos en metálico está a la vuelta de la esquina.

El tiempo dirá cómo evoluciona esta joven criptomenda china, cuyo destino depende principalmente del papel que el gobierno chino quiera otorgarle, aunque hasta ahora ha primado la cautela para evitar que se convierta en un nido de especuladores. Yo de momento ya tengo 8 de ellas, que ni siquiera suman 4 euros según su nivel actual de cotización, aunque menos es nada.

Comments

  1. Jose David says:

    Hola, quiero pedir disculpas por haber sido tan gilipollas en mi comentario de ayer. Uno puede decir las cosas sin necesidad de aparentar nada. Lo siento

  2. Hola Jabiertzo!
    Lo primero felicitarte por el canal en youtube y por el blog!
    Lo segundo preguntarte si el aparato este se puede comprar desde españa y si es necesario que la red sea de un provedor chino
    Saludos!

  3. Uf, buen artículo. ¡Enhorabuena! Realmente parece difícil que una moneda “incontrolable” pueda tener algún futuro en China, pero ya veremo qué sucede.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: